CADA VEZ ESTAMOS MÁS CERCA DE RETOMAR LAS RESEÑAS Y DIFERENTES ENTRADAS DEL BLOG, NO ME HE PERDIDO NI ME HE IDO DE PARRANDA ¡ARRIBA LA ESPERANZA!

enero 16, 2016

Lo Que Todo Gato Quiere - Ingrid V. Herrera

Sinopsis:
¿Chicos guapos que se convierten en vampiros? Vamos, ¡eso ya pasó de moda! Además, realmente no creo que alguien sea guapo todo cubierto de sangre, ¡puaj!

¿Chicos fuertes que se convierten en hombres lobo? Táchalo, ¿Demonios sexys? ¿Ángeles encantadores? ¿Qué es esto? ¿Una loca película épica? No. Mejor sal a pasear y, quizás, te encuentres con un gato que te cambie la vida.

La vida de Ginger jamás hubiera sido digna de contarse en una novela, hasta que se encuentra con un extraño gato callejero al que decide adoptar y al mismo tiempo mantenerlo oculto de sus restrictivos padres. La estrategia parece ir de maravilla hasta que un día despierta y se da cuenta que algo no anda bien: ahí donde debería estar el gato, hay un chico dormido ¡y totalmente desnudo!

Ahora, las experiencias de Ginger se vuelven dignas de contar al tratar de descubrir qué ha pasado con su gato y qué secreto oculta ese chica que aparecido en su lugar; haciendo que sus días transcurran en una inolvidable historia espolvoreada de romance y risas.

Reseña:
Me gusta encontrar libros extraños con tramas poco comunes, además de divertidas cuando no quiero leer nada muy complicado -existe un punto donde tantos hombres lobo, vampiros, hadas y cualquier cantidad de seres sobrenaturales exaspera-.

El título no dice nada, la sinopsis no tanto -me gusta mucho esa portada, por cierto-... Pero, el libro resultó ser más de lo que esperaba y diferente a lo usual. Apenas empecé a leer, ya me estaba riendo a carcajadas por los pensamientos de Ginger -sí, se llama pelirroja en inglés y adivinen... es pelirroja-. Después de tener un mal día en la secundaria, se encuentra con un solitario y mojado gatito negro de ojos azules -brillantes, así bien misteriosos-; decide llevarlo con ella y, en cierto modo, lo vi como un amigo para Ginger al esta sentirse tan sola y fuera de lugar.
En el caso de Sebastian, lo encontré adorable en todos los aspectos -tanto él como Ginger tienen una inocencia que resulta encantadora-. No solamente es un gato negro muy bonito, sino un adolescente perdido y con la extraña habilidad de convertirse en este pequeño animalito. Entre ambos personajes se forja una amistad que poco a poco va convirtiéndose en algo más, se ayudan mutuamente y encuentran alguien en quien confiar después de estar tanto tiempo solos en su propio mundo -ella al no tener ni un amigo y padres restrictivos, y él en su vida como gato callejero que nadie quiere-.

Es un libro corto sin muchas complicaciones, no hay un trasfondo muy amplio y pasa rápido por la narrativa ligera que tiene. Tomen en cuenta que es un libro juvenil con muchas fallas -millones de clichés y lagunas en la historia-, por lo que no esperen una historia repleta de secretos y giros dramáticos, pero su encanto radica exactamente en eso: su trama es perfecta para pasar el rato y reírte de las tonterías que hacen los personajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario