lunes, 29 de mayo de 2017

MovieReview: Déjame Entrar

Título: Let Me In
Año: 2010
País: Estados Unidos
Director: Matt Reeves
Guión: Matt Reeves
Novela: John Ajvide Lindqvist
MúsicaMichael Giacchino
FotografíaGreig Fraser
Reparto: Kodi Smit-McPhee, Chloe Grace Moretz, Richard Jenkins, Elias Koteas, Sasha Barrese, Cara Buono, Chris Browning, Dylan Minnette, Jimmy 'Jax' Pinchak, Seth Adkins.
ProductoraOverture Films / Relativity Media / Hammer Film Productions
Género: Terror. Drama.

SinopsisOwen es un niño triste (Kodi Smit-McPhee), maltratado por sus compañeros de clase y abandonado por sus padres divorciados; sin embargo, algo cambiará en su solitaria vida cuando conozca a Abby (Chloe Moretz), una nueva y misteriosa vecina, que vive con su silencioso padre (Richard Jenkins), y con quien entablará una particular amistad. Remake norteamericano de la celebrada película sueca "Déjame entrar".



Esta película la vi de casualidad con un amigo, me gustó y me dejó extrañada en una misma medida, su trama trata muchos temas junto con un pequeño toque sobrenatural que la puso en la lista de películas con toques extraños de mi lista. Tiene un aire sombrío y lúgubre en sus escenarios y personajes, muestra un mundo triste y melancólico donde un niño, Owen, vive y esta rodeado de cosas desalentadoras hasta que llega una niña al edificio donde vive, con quien empieza a forjar una amistad.
Me gustó por su sencillez con respecto a la trama y los personajes, hizo que el toque sombrío de todo fuese más palpable a medida que pasaba la historia.
Owen es un niño rodeado de tristeza: es maltratado por sus compañeros de clase y sus padres divorciados apenas le prestan atención. Cuando Abby se muda al edificio empieza a formar una amistad con ella, siendo una de las pocas cosas buenas que le haya pasado y es ahí donde empiezan los sucesos extraños. Abby no es lo que parece y últimamente han sucedido una serie de asesinatos en el pueblo. Tiene la apariencia de una niña pero tiene más años de los que Owen pueda contar, y aunque ella intente esconderle lo que es, una acción inocente por parte de Owen le revela su verdadera naturaleza: Abby es un vampiro.
Este toque en la historia fué un poco desconcertante. La película toca temas como el bullying y la negligencia, causantes de la actitud de Owen, el agregado sobrenatural no te lo esperas y es incluso un poco extravagante para la historia pero Abby es el tipo de vampiro de bajo perfil que, aunque tenga que huir constantemente para no llamar tanto la atención, su naturaleza no es algo principal en ella y en la historia a mi parecer, sino la amistad que se crea entre ella y Owen y como ambos surgen juntos a través de problemas.
Owen, el niño melancólico y triste que todos tacharíamos de emo o asocial, es un muchacho que es muy molestado por sus compañeros de clases, causándole uno de esos momentos en la niñez donde todo es horrible y te encierras en un caparazón. A medida que Owen agarra consistencia en su personalidad vemos a un niño solitario que solo quiere un amigo con quien compartir, cuando Abby entra en su vida me enterneció como los dos se veían tan felices juntos.

Abby, es un personaje un poco más complejo, al tener que esconderse de la sociedad para no ser descubierta resulta difícil entenderla al principio. Primero parece una niña triste y un poco arrogante de una forma en que nadie se le puede acercar, al ir avanzando Abby pasa a ser una niña muy parecida a Owen: triste, melancólica y con ansias de un amigo.
Existen más personajes en la trama, sin embargo, su modo de resaltar fue en la forma en que demostraban las cosas feas que rodeaban a Owen y Abby. La madre de Owen, por ejemplo, demostraba la negligencia y el abandono de los padres hacia Owen, apenas le prestaba atención y este se sentía en momentos difíciles de entender y tratar por si solo, que eran cuando más necesitaba una madre y un padre. Kenny, el niño que intimidaba a Owen, demuestra lo que muchos niños sufren por parte de otros en estas etapas de la infancia: el bullying y la forma de verlo puede ser por ambas partes, su intimidación hacia Owen es uno de los causantes de la personalidad tímida de este, y la inseguridad de Kenny al buscar expresarse a través de la agresividad. 
Es una película extraña, admito que no cualquiera disfrutaría viéndola o buscando el trasfondo en cada asunto. Sin embargo, me pareció interesante a su manera y que trata más sobre la amistad desarrollada entre ambos niños que sobre el terror de un vampiro en el vecindario. El toque sombrío y lúgubre le dio el toque deseado para hacer entender este punto y eso me encantó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario