viernes, 19 de mayo de 2017

El Suelo del Ruiseñor (Leyendas de los Otori #1) - Lian Hearn

Sinopsis:
Cuando Takeo descubre que su pueblo entero ha sido aniquilado, emprende una desesperada huida. En su camino aparece Shigeru, señor del clan Otori, quien lo adopta y prepara para cumplir con un misterioso destino. Los poderes extraordinarios que Takeo posee lo convertirán en la pieza clave de la intriga, al tiempo que se enfrente a la pasión de un amor inalcanzable.


Un paisaje de gran belleza desgarrado por luchas intestinas.

Una antiquísima tradición minada por espías y asesinos.
Una sociedad de rígidos códigos y castas trastocadas por amor.



Reseña:
Este libro llegó a mis manos por recomendación de un amigo, su explicación sobre la historia fue que es sobre un muchacho que es adoptado por un señor y se desarrolla en un Japón feudal que no es Japón, con cosas del Japón real e inventadas... Aunque su explicación haya sido bien enredada, logró llamar mi atención y recomendarme una buena historia.

Como ya dije, la historia se desarrolla en un Japón feudal, donde Takeo es adoptado por el señor Otori Shigeru después de que su aldea y su familia haya sido completamente destruida a manos de los Tohan. Luego de huir de las manos de Iida -el tirano que controla los Tres Países-, Takeo es salvado por el señor Shigeru y acepta ir con él formando una nueva vida donde descubrirá muchas cosas sobre si mismo. A medida que avanza la historia, Takeo va tomando personalidad y consistencia en la historia: descubre cosas sobre el pasado de su familia y que es dueño de unos poderes que lo hacen extraordinario, e incluso peligroso.
Shirakawa Kaede, es una niña de 15 años que es rehén en el castillo de los Noguchi, y parte importante es la historia. Luego de ser atacada por un guardia y darle muerte, además de morir su prometido antes de la boda, se corre el rumor de que es una mujer de cuidado con respecto a los hombres. Kaede es un personaje un poco testarudo al principio, la forma en que sus pensamientos hacia los hombres están puestos en la narración dan como primera impresión a una mujer bastante resentida y que al haber sufrido tanto por culpa de la ira y la lascivia del hombre, se volvió una completa amargada.

Sin embargo, a medida que avanza la historia y Kaede toma más estructura y personalidad, me pude dar cuenta de que realmente ella solo es una muchacha que fue injustamente alejada de su familia y que no  tuvo las enseñanzas y el cariño de una madre o cualquier enseñanza alguna sobre como es ser mujer en un mundo como ese. Cuando logras ver más sobre ambos personajes, Takeo y Kaede, es posible entender a dos muchachos que han vivido bastantes desgracias para su edad y su actitud se debe a eso, a que son simples muchachos.
La manera de ver la historia a través de los personajes cambia cuando pasamos de Takeo a Kaede, y viceversa. Cuando vemos el punto de vista de Takeo todo es en primera persona, y cuando vemos desde Kaede es en un modo omnisciente. Me pareció una forma muy sutil de la autora de hacer ver que, aunque los sucesos e infortunios de todos los personajes se relacionan entre si, Takeo es el verdadero protagonista del libro.

Otra cosa que me llamó mucho la atención sobre la historia, es la forma en que está narrada. El arte tradicional japones siempre me ha parecido estático, es tan simple y delicado que siento que logra congelar una escena en el tiempo, lo cual lo hace uno de los artes más complicados de replicar a mi parecer. La narración es igual, la autora logró crear escenas congeladas en la historia y cuando menos me lo esperaba ya había pasado un año completo en la vida de los personajes. 
Me encantó todo, fue un libro lleno de cultura y un mundo donde la guerra esta en todos lados, donde las mujeres son inferiores y es mejor darse muerte a uno mismo que vivir en deshonor. El final de la historia no fue impactante, sino un poco inesperado e irónico, la forma en que muchos personajes tienen su fin es consecuencia de la desesperación y la injusticia, y el de otros, el resultado de la arrogancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario