martes, 7 de marzo de 2017

Carmilla - J. Sheridan Le Fanu

Sinopsis:
Relato que había de forjar el arquetipo del vampiro femenino en la literatura universal, Carmilla, publicado por primera vez en la revista The Dark Blue en 1871, es sin duda la obra más famosa del irlandés Joseph Sheridan Le Fanu (1814-1873). Además del diseño que éste imprimió a su figura central, hacen del mismo una pieza maestra el nervio de la acción, el vigor de los personajes y el inquietante clima crepuscular, casi siempre a caballo entre día y noche, entre sueño y vigilia, que impregna la obra. Este precedente y sustrato indudable del Drácula de Bram Stoker, obra que aparecería poco menos de treinta años más tarde, «figura por derecho propio –como apunta Luis Alberto de Cuenca en su presentación– en la galería más selecta de las letras fantásticas europeas».



Reseña:
Carmilla es un libro del que había visto ser mencionado en las Crónicas Vampíricas de Anne Rice y al momento no le presté mucha atención, pero luego lo vi ser mencionado en otros lados como una novela clásica sobre el tema de los vampiros, cosa que llamó mi atención al instante.
Hace como una semanas lo leí, y no era para nada lo que yo esperaba. Al ser los vampiros un tema conocido para las fábulas y el terror, esperaba leer algo totalmente oscuro y que me diera miedo. Por el contrario, fue una novela con un toque romántico y una narrativa ligera, gótica y propia de esa época de antaño. Con esto me refiero a ese tipo de narrativa que te endulza con palabras más elaboradas y te exageran las cosas descritas en la lectura.

Carmilla, es una muchacha aparentemente enfermiza que llega a la casa de una familia pequeña, -un padre, su hija y sus criadas- después de sufrir un accidente en su carruaje es dejada por su madre al cuidado de esta familia. Es pintada como una chica encantadora, sencilla y de modales discretos, con costumbres un tanto peculiares para la familia que la acoge, pero que aún así no puede evitar disfrutar de su compañía.
La historia es narrada por Laura, quien describe en las páginas del libro como su vida pasa de ser tranquila y pacífica a un horror cuando Carmilla aparece. Al principio, Carmilla se muestra afectiva y un tanto romántica con Laura, como que si estuviera fascinada por ella. A medida que avanza la historia de Laura, esta va perdiendo su fuerza y empieza a parecer enferma, alarmando a su padre y dando paso para descubrir la verdadera naturaleza de Carmilla.
Al final, donde todo se descubre y hacen lo necesario para deshacerse del vampiro, esperaba algo más elaborado. A pesar de que no fue para nada como la estaca en el corazón y los mitos de que no pueden salir al sol, fue un final sencillo donde demostraban que en el mundo creado por Le Fanu, lo sobrenatural es dificil de tratar, pero no es indestructible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario