viernes, 10 de marzo de 2017

Aprendiz de Diosa (Goddess Test #1) - Aimée Carter

Sinopsis:
Todas las chicas que habían hecho la prueba habían muerto. Ahora es el turno de Kate.

Kate siempre había vivido sola con su madre, y esta se estaba muriendo. ¿Su último deseo? Regresar al lugar donde había pasado su infancia. Así que Kate iba a empezar el curso en un instituto nuevo, sin amigos, sin familia y con el temor a que su madre muriera antes de que acabara el otoño. Entonces conoció a Henry.

Misterioso, atormentado. Y fascinante. Aseguraba ser Hades, el dios del Inframundo y, si Kate aceptaba el trato que le ofrecía, mantendría a su madre con vida mientras ella intentaba superar siete pruebas. Kate pensó que estaba loco… hasta que lo vio resucitar a una chica. De pronto, salvar a su madre le pareció posible. Y si superaba las pruebas, se convertiría en la esposa de Henry. En una diosa inmortal.


Reseña:
La mitología griega es una de mis favoritas en lo que a mitología se trata y este libro llamó mi atención desde el momento en que leí su sinopsis.

La historia trata de como Kate lleva a su madre al pueblo donde se crió, el lugar donde ella desea pasar sus últimos momentos de vida junto con su hija. Son momentos difíciles para Kate dado que su madre es la única familia que tiene, y la idea de perderle es devastadora para ella, pero eso no evita que complazca a su madre en llevarla a Edén y vivir con ella allí lo que le queda de vida, aunque a Kate le cueste aceptarlo.

Kate me pareció una protagonista bastante sencilla, no es extravagante y para nada una muchacha especial. Normalmente vemos como en los libros las protagonistas son tontas, para nada sobresalientes en la multitud y mágicamente el chico guapo piensa que es la muchacha mas hermosa de la existencia. Aquí, Kate sobresalta por ser la chica nueva en un pueblo donde hay pocos habitantes y todos parecen conocerse y sin muchas novedades, dando un toque realista al interés de las personas del pueblo de Edén por ella.
 Después de casi chocar contra una vaca y ver a un muchacho no mucho mayor que ella en la vía, Henry se le aparece a Kate luego de sufrir un momento terrible junto a un río, otorgando algo imposible a cambio de un favor que puede parecer inofensivo. Henry, o Hades como el dice ser, le pide a Kate convertirse en su esposa y pasar siete pruebas para ser probada, al principio algo loco pero luego de ver cosas que no se suponen deberían de pasar, Kate termina aceptando.

La estadía de Kate en la Mansión Edén fue llevadera, la lectura pasa rápido y casi pareciera que las pruebas nunca llegan. En ese lugar conoce personas nuevas y algunas no tan nuevas, dejándola en shock al darse cuenta de que siempre estuvieron alrededor de ella. La relación entre Kate y Henry parece formarse de la nada, admito que no me gusto mucho como Kate admite enamorarse de el y simplemente aceptarlo. Es una de las parejas que menos pasión tiene en el mundo literario, aunque tenían una ternura natural entre ambos que me enternecía.
Henry, es difícil de entender, me pareció un muchacho simple que no tiene pasión por la vida después de tantos años de existencia y de ver tantas muertes, muchas de las cuales se siente culpable. Aunque sus momentos con Kate ablandaban mi corazón, sentí que era bastante distante en la historia, como algo difícil de alcanzar y entender.

La historia no fue emocionante ni es la mejor que he leído, sin embargo, me pareció buena y bien interesante. El único dios con participación activa es Henry, hasta que te son revelados los demás, dejándote con la boca abierta al notar que siempre estuvieron en tus narices y no los veías. Los retos también me dejaron sorprendida, no me los esperaba pero aun así me gustaron como fueron llevados a cabo. Fue un buen libro para pasar el rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario