jueves, 9 de febrero de 2017

Bloodlines (Bloodlines #1) - Richelle Mead

Sinopsis:
El amor y la lealtad, van más allá de la Sangre...
Sydney es una alquimista, parte de un grupo de humanos versados en magia que sirven como puente entre el mundo de los humanos y los vampiros. Ellos protegen los secretos de los vampiros - y las vidas de los humanos. Cuando Sydney es sacada de su cama en medio de la noche, al principio piensa que va a seguir siendo castigada por su complicada alianza con la dhampir Rose Hathaway. Pero lo que ocurre es mucho peor. Jill Dragomir - la hermana de la reina Moroi Lissa Dragomir- está en peligro de muerte, y los Moroi deben esconderla.

Para evitar una guerra civil, Sydney es llamada para actuar como la guardiana y protectora de Jill, actuando como su compañera de habitación en el último lugar en el que alguien pensaría encontrar un miembro de la realeza vampirica - un internado en Palm Springs, California. Pero en lugar de encontrar seguridad en la preparatoria Amberwood, Sydney descubre que el drama está apenas comenzando.

Bloodlines explora toda la amistad, romance, batallas y traiciones que hicieron la serie Bestseller #1 del New York Times, Vampire Academy tan adictiva - esta vez en un escenario mitad humano - mitad vampiro donde hay mucho más en juego y todos están en busca de sangre.



Reseña:
Richelle llamó completamente mi atención con su serie de libros de Vampire Academy, me encantaron todos y este obtuvo mi atención de inmediato al ver que trataba de un personaje ya antes conocido en Vampire Academy, la muy seria alquimista Sydney Sage.

Sydney es una muchacha humana que ha sido criada para proteger el secreto de la existencia de los vampiros, con una creencia muy fuerte de que estas son criaturas malignas, pero que le han enseñado muchas cosas a los humanos y que es su deber mantener ese secreto de los demás humanos. Es un personaje bastante serio y desde un principio demuestra que es de esas personas que piensa que todo debe ser perfecto, su manera de actuar, sus calificaciones, su vestimenta e incluso su cuerpo.

Luego de haber ayudado a Rose, Sydney se metió en problemas con los alquimistas, y tener problemas con ellos no es algo que parezca muy agradable... Sin embargo, es enviada a proteger a Jill, quien también conocemos en Vampire Academy -la hermana de la Reina Vasilisa- dado que está en peligro de muerte. No solo Jill tiene participación en la historia, sino también Eddie, el dhampir amigo de Rose; y Adrian Ivashkov, el playboy de la sociedad Moroi, por llamarlo de una manera; todos son relacionados como familia para así pasar desapercibidos en el internado de Palm Springs.


A medida que avanza la historia, Sydney se va dando cuenta de que los Moroi y los Dhampir no son lo que le enseñaron, sino que pueden ser tan normales como lo humanos, a excepción de la sangre que necesitan Jill y Adrián y de que Eddie es visiblemente mas fuerte y rápido que un humano normal.


Durante su estadía en Palm Springs, la alquimista se va dando cuenta de muchas cosas además de su deber de proteger a Jill, secretos de los alquimistas que le hacen dudar de sus creencias y que en el internado los jóvenes tratan con algo que no entienden, y que ella decidida a descubrir qué es, topándose con algo que ni yo misma me lo esperaba. Richelle logro que todo lo que yo analicé y concluí con la historia fuera todo lo contrario a lo que había en mi cabeza.

Richelle creó un mundo aparte en uno que ya conocíamos, fue genial leer nuevamente un libro con personajes que ya conoces y conocer personajes nuevos, con una historia narrada de una manera que atrae y te engancha a la historia, me encantó esta historia del mundo Moroi, Dhampir y Alquimista... Algo nuevo de un mundo conocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario