domingo, 6 de marzo de 2016

Besos de Murciélago - Silvia Hervás


Sinopsis:
James, un chico de la alta sociedad inglesa, va a pasar las vacaciones de Navidad con los Graham, una familia de clase media americana. Kesley será la encargada de hacerle de anfitriona, pero la verdad es que no lo tendrá nada fácil: la personalidad excéntrica y sofisticada de James se desvelará muy pronto.

Acostumbrado a un tipo de vida propio de las élites, no aprueba ni a los amigos, ni al hermano rasta, ni la comida, ni la forma de vestir de Kesley. James extiende periódicos para sentarse en el autobús, compra los alimentos más caros y exclusivos del supermercado, pide taxis cada día y humilla a Kelsey con sus comentarios impertinentes.

A pesar de las continuas peleas, de las ironías fuera de tono del inglés y de los cortes exasperados de Kelsey, la convivencia les forzará a establecer pactos y, poco a poco, el abismo que hay entre ellos se irá estrechando hasta que una noche, con unas copas de más y ante la sorpresa de Kelsey, James la besará con la excusa del muérdago navideño.

Reseña:
Creo que esta es la peor historia de amor adolescente que me he leído. Al principio todo empieza bien pero después la personalidad de los personajes me desagrado por completo, ademas de ser una historia demasiado predecible y cliché. Kesley se supone que es una chica independiente y rebelde pero me pareció tonta y pretenciosa, la vida que lleva con sus amigos de siempre estar bebiendo y fumando no es para nada interesante, y el intento de la autora de hacerlo parecer algo genial fue un gran traspié en la historia.

James, es una completa molestia en la historia, siempre se contradice a si mismo quejándose del egoísmo pero el es un completo egoísta con los demás y sobre todo con Kesley, pide respeto cuando lo único que hace es insultar a Kesley y despreciar al hermano solo por que es rasta. Es metrosexual, no es que me molesten los hombres así pero no es algo que le de atractivo a la historia, ademas de que la idea de que al final se amen pero el aun así siga menospreciándola diciéndole "estúpida" o "idiota" rompe por completo el esquema de amor incondicional y eterno que quiere dibujar la autora, y discúlpenme pero un hombre que trate así a una mujer no es hombre.
Su "amor" es demasiado rápido y forzado, no tuvo sentido y me pareció ridículo, sobre todo también que Kesley lo acepto muy rápido y demostró que solo porque lo quiere ya acepte su menosprecio, y se supone que ella es la inteligente de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario