miércoles, 8 de julio de 2015

El Libro de los Bardos (Vanir #9) (+18) - Lena Valenti

Sinopsis:
Desde que su hermano Carrick desapareció por una grieta de Edimburgo en llamas, siguiendo los pasos de la japonesa Aiko, Daimhin no quiere pensar en que lo ha perdido para siempre, y decide ir a por él. Steven, el berserker de Edimburgo, muy a su pesar, no es capaz de dejarla sola y la acompaña en su búsqueda. Pero ni uno ni otro saben que su aventura pueda ser tan determinante para los dioses, ni para el futuro de la humanidad. Por el camino hacia las entrañas del Midgard descubrirán quiénes son y qué les depara el destino; y tendrán que tomar decisiones que marcarán el futuro de los Reinos. Lo último que quiere Daimhin es emparejarse con nadie, pues no se siente merecedora de tamaño don. Pero, se verá obligada a acatar las órdenes de Freyja y Odín. Aunque le pese. 

Steven no puede evadir sus responsabilidades como líder del clan berserker de Edimburgo, pero lo deja todo de lado con tal de proteger a la vaniria esquiva y fría que su instinto reconoce como su kone. Steven sabe que Daimhin daría su vida por su hermano Carrick, pero lo que quiere es convencer a la barda de que él daría la vida por ella, a pesar de tener poco tiempo para conquistarla y de que la Tierra sucumba a los poderes de Loki. Lamentablemente, la decisión de Daimhin es mucho más importante de lo que parece, y el berserker sabe que en el amor y en la guerra, como buen guerrero, todo vale. Steven está dispuesto a todo con tal de conseguir el corazón helado de la guerrera samurái. 

Un barco liderado por el Dios dorado espera al otro lado de la puerta de otra dimensión. Freyja y Odín se impacientan por recibir un llamado que no llega. Un líder vanirio que creyeron muerto regresa trastornado a su tierra para recuperar a lo que más quiere. El Midgard sucumbe al mal, Loki arrasa con toda su superficie, y los guerreros de los dioses no tienen más apoyo que el que puedan recibir de sí mismos. Daimhin, Steven, Aiko y Carrick tienen la última palabra. Ellos decidirán si hay o no posibilidades de sobrevivir, aunque afirmen que, mientras exista el amor, nadie tendrá la última palabra.



Reseña:
Este libro lo estaba esperando desde el momento en que leí El Libro de Noah, con el final que me dejaron con ese supe que la historia que seguía era la de Daimhin y Carrick, y desde el momento en que Steven ve a Daimhin por el monitor supe que algo vendría de ese encuentro, y me encanto.


Me hubiese gustado que Lena hiciera un libro de Daimhin y Steven y otro de Carrick y Aiko, pero aun así me encanto este libro y como las dos historias se relacionan. Damhain y Steven siempre están en un constante tira y afloja, después de ir a buscar a su hermano y salir de las grietas con un poco de suerte, emprenden un viaje donde queda claro que Damhain y Carrick son la clave para detener la llegada del Ragnarok, o por lo menos, ayudar a que no sea como las nornas lo predijeron. Daimhin y Steven al principio son como el agua y el aceite, pero después de que Steven se niega a que Daimhin se aleje de el, ya que esta convencido de que ella es su kone, hará todo por enamorarla, siendo un trabajo difícil ya que ella piensa que esta dañada y que ya nada la puede salvar de la oscuridad.

Carrick y Aiko al principio no niegan su atracción, pero al igual que su hermana, Carrick no deja que Aiko se acerque mucho, piensa que ya el no tiene salvación y que si Aiko es su caraid va a ser muy difícil para ella que el acepte el intercambio de sangre.

Me rei en ciertas ocasiones con los celos entre Daimhin y Carrick, y como varias criaturas mitológicas se van sumando a la guerra, las valkyrias ayudando siempre y Noah, Nanna, Aileen y Caleb esperando a ser liberados del barco y poder ayudar en la guerra.

En el momento en que Daimhin encuentra el objetivo al que le llevo Elektra, el hada, cuando ya casi todo esta por terminarse y sientes la desesperación de que ya ninguno tiene salvación, Lena te deja con las dudas, miedos y demás con ese final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario