martes, 24 de febrero de 2015

Hija de Humo y Hueso (Hija de Humo y Hueso #1) - Laini Taylor

Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer.

Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo?

De pronto, empiezan a aparecen marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou está unida de forma que ni ella misma puede imaginar.


Reseña:
Bueno, empecemos por la portada, me encanto, como combinan las sombras con el color azul haciendo que este se vea brillante, y la muchacha viendo a lo lejos de manera pensativa, me encanto.

La narrativa de este libro, es tanto ligera como pesada, hay veces que pasas paginas y llegas a la mitad del libro y ni cuenta te has dado, pero llega un momento en que la historia se vuelve un poco pesada y difícil de avanzar, pero no le quita lo emocionante al libro... Es diferente, normalmente los libros de fantasia y ciencia ficcion que leemos tratan de vampiros, hombres lobos y fantasmas, sin embargo, Hija de Humo Hueso trata de quimeras y serafines, lo cual, yo antes no había leído en lo absoluto. 

Karou es una estudiante de arte en Praga, tiene el cabello azul y unos extraños tatuajes en las manos. Forma parte de una familia de quimeras, ayuda a su papa adoptivo, Brimstone, con mandados un tanto extraños... La manda a buscar dientes, lo cual es raro en la historia y hace que sea tambien un poco misteriosa la trama y también tétrica por lo que nos narra Karou.

Akiva, un ángel, o mejor dicho un serafín, de alas y ojos deslumbrantes, hermoso y realmente misterioso... Es ese tipo de personaje que casi no habla y cuando lo hace sientes que hablas con un profesor, o bueno eso pensé yo.

La historia transcurre de una manera en la cual sabes el por que de todo casi al final, el ¿Por que las marcas de las manos en las puertas? ¿Por que Brimstone usa dientes en su negocio? ¿Por que Karou pertenece a una familia de quimeras? Todo, absolutamente todo, es explicado casi al final, lo que es un poco cansino, pero vale la pena esperar.

Una de las cosas que me gusta en esta historia de amor que? creían que no había amor en esta historia? es que ellos no se pueden tocar, esto es debido a los raros tatuajes de las manos de Karou, hacen que Akiva se queme y se debilite, esto me gusto mucho, normalmente en la historias de "queremos estar juntos pero no podemos" siempre es por una razon de dinero, status social u otra cosa en especial, pero aqui es realmente "queremos estar juntos pero no podemos" el gran sentido que tiene esa frase, realmente no pueden, pero como toda pareja, lo intenta.

"Erase una vez un ángel y un demonio que se enamoraron... Pero su historia no tuvo un final feliz"

La historia es muy buena, a veces un poco lenta y pesada, pero vale la pena leerla, es ese tipo de libro para dejar de limpiar, deja de darle de comer a tus hijos, dejar la estufa encendida solo para que leerlo y que la historia te absorba...

Te enamoraras de los escenarios, la historia, las peleas, el cabello azul de Karou... Todo

"El amor empuja a las personas a reaccionar de manera extraña".

No hay comentarios:

Publicar un comentario